El arte del zodiaco

¡Hola! ¿Qué tal están?

La palabra zodiaco proviene del griego “zoodiakos [kyklos]”, que significa “rueda de los animales”.

En astronomía esta palabra designa a una banda de dieciocho grados de ancho de la esfera celeste centrada en la eclíptica. La banda se desplaza poco a poco con el paso del tiempo por sobre el fondo del cielo, y se divide a su vez en doce partes iguales con treinta grados de longitud eclíptica y nueve grados de latitud eclíptica cada una. Pero tal vez la gente conozca más a estas divisiones por el nombre de “signos zodiacales”, y los relacione más con la astrología.

En astrología el zodiaco está basado en la división en doce partes de igual dimensión de la banda del cielo por la que trazan su movimiento aparente las trayectorias del Sol, la Luna, y los planetas; con cada mes del año esos astros avanzan por una de esas divisiones o sectores, coincidiendo en cada ocasión en éstas con una constelación destacada diferente. Es precisamente de esto de donde le viene el nombre “rueda de animales” dado por los griegos a la banda, puesto que las constelaciones tradicionales tienen nombres de animales y cada sector coincide con una de ellas en cada uno de los meses, reiniciando ese ciclo al comienzo del año. Tal vez esta característica fue la que hizo creer a la gente tanto en oriente como en occidente que el hecho de nacer en el momento en que un signo estaba “activo” podía influir en la personalidad y la suerte del recién nacido; salvo porque en China y en occidente se definen zodiacos distintos. En todo caso, los signos del zodiaco no sólo han servido a los astrólogos para hacer el intento de predecir nuestro destino, y de paso ganarse la vida en el proceso, también han sido tema de la obra de los artistas.

En esta corta entrada, me propongo incluir una colección de obras sobre este tema del Zodiaco de la autoría de Kagaya, las cuales pueden apreciar a continuación:

Aries: El carnero con el que viajaron Frixio y Hele, cuando salieron de su país natal para llegar a la Colquide. Fue posteriormente el vellocino de oro.

Tauro: El Toro de Creta, una bestia mítica que habitaba en aquella zona; o la forma que adoptó Zeus cuando raptó a Europa.

Géminis: Los gemelos Cástor y Pólux. Pólux era inmortal, no así su hermano Cástor. Cuando Cástor murió, Pólux ofreció su inmortalidad por salvar a su hermano.

Cáncer: El cangrejo que envió Hera a ayudar a la Hidra de Lerna, cuando ésta luchaba contra Hércules.

Leo: El León de Nemea, muerto a manos de Hércules, que lo estranguló, pues su piel era impenetrable. El héroe lo despellejó con sus propias garras (lo único que podía herirlo) y se quedó la piel como su símbolo.

Virgo: El mito es el de Astrea, hija de Zeus y Temis. Ayudó a su padre como portadora de los rayos durante la guerra con los titanes. En recompensa a su lealtad, Zeus la subió al cielo y situó entre las estrellas, dando origen a esta constelación y fin a la presencia entre los humanos de la última inmortal de la Edad Dorada.

Libra: Mito que se atribuye a Dice, la diosa de la Justicia, así como en antiguas representaciones romanas se ilustraba a Julio César portando una balanza, como símbolo de su poder y justicia. Más tarde se suprimiría al gobernante romano y se mantendría la figura de la balanza.

Escorpio: Escorpión que la diosa Artemisa envió contra el gigante cazador Orión. Orión lo pisó y el escorpión le clavó el aguijón. Ambos murieron y Zeus puso a cada uno en frente del otro, para que no se peleasen.

Sagitario: El centauro Quirón, médico de los médicos, cansado de su condición de inmortal, decidió cambiarla por la salvación de Prometeo. Cuando el trato estuvo formalizado, Prometeo le preguntó: “¿Por qué lo has hecho? Ahora que estás muerto, por mucho que te canses, no vas a poder cambiarlo…”

Capricornio: Representación de la Cabra Amaltea, la que amamantó a Zeus cuando su madre Rea lo escondió de la vista de su padre Cronos.

Acuario: El joven Ganímedes, el escanciador de los dioses en el Olimpo. Un joven de extremada belleza que consiguió el amor del dios Zeus.

Piscis: Cuando los dioses huyeron del titán Tifón, muchos adoptaron formas animales. Ares y Afrodita lo hicieron en forma de peces y fueron pescados por un pescador. Otras fuentes dicen que fueron los malditos Cadmo y Harmonía los que fueron pescados.

Me despido esperando resulten de su gusto las obras de Kagaya presentadas en esta entrada, y también les parezca interesante la información incluida sobre los signos del Zodiaco; es posible que la única utilidad real del Zodiaco, como pasa con la mitología y otras cosas, sea la de inspirar con sus historias a los artistas, para así permitirles crear y deleitarnos con su arte.

¡Hasta pronto!

Esta entrada ha sido publicada en Arte, Curiosidades, Pintura y etiquetada como , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.