¿Cómo hacer un Generador de Señales para dar servicio en electrónica?

¡Hola! ¿Qué tal están?

Los dispositivos electrónicos domésticos suelen estar compuestos de una variedad de módulos, o contener varias etapas dedicadas a funciones específicas. En ocasiones, un fallo en uno de estos módulos o etapas se refleja como ciertos síntomas generales que nos dan una pista de lo que está sucediendo con el sistema. Pero también pueden presentarse otras roturas en partes del circuito que traen como consecuencia la falla total de todo el conjunto, de manera que no podemos saber con facilidad en dónde en específico aconteció el desperfecto.

Por eso las personas dedicadas a la reparación en electrónica, o las que simplemente gustan de esa actividad como pasatiempo, se ven a menudo ante averías en circuitos que les resultan un tanto difíciles de localizar sin disponer de instrumentos.

La afirmación anterior es cierta aun si se trata de sistemas sencillos en comparación con otros, como lo es el caso de un radiorreceptor superheterodino como los que se usan por lo común para escuchar la radio. En este dispositivo podemos encontrarnos con circuitos tales como: un circuito de sintonía, uno o más amplificadores de radio frecuencia (los radios más baratos no lo utilizan, o sólo disponen de uno de dichos amplificadores RF), un oscilador, un mezclador para obtener la frecuencia intermedia a partir de la señal sintonizada y de la que es generada por el oscilador, a lo menos un par de amplificadores de frecuencia intermedia, un circuito detector, y por último aun cuando no menos importante, un amplificador de audiofrecuencia para obtener el nivel de la señal necesario en la bocina. El listado anterior se corresponde con los circuitos de las etapas fundamentales de un radiorreceptor de amplitud modulada (AM) de los más simples, como mencioné antes. Pero aun así, incluso sin nombrarles todas sus partes de una en una, podemos darnos cuenta de la cantidad de etapas involucradas para su correcto funcionamiento, y de la dificultad con que nos veríamos al intentar localizar la parte dañada a simple vista en caso de avería.

Por suerte, utilizando un circuito sencillo para generar señales como el que pueden ver en el diagrama a continuación, nos será más fácil localizar la etapa dañada y, una vez aislada esta, podremos comenzar a repararla con la exhaustiva comprobación de sus componentes, empezando por los más susceptibles a descomponerse.

Diagrama electrónico del circuito de un Generador de Señales a base de un multivibrador a transistores.

El circuito anterior está compuesto por un multivibrador hecho a base de elementos discretos y fáciles de encontrar en placas electrónicas desechadas. Los transistores son PNP de propósito general y media potencia, como los MP 40 utilizados en la etapa del amplificador de audio de radiorreceptores soviéticos, aun cuando es posible el uso de transistores de baja potencia. Por otro lado, si dispone de otros NPN sólo debe de cambiar la polaridad de la batería de 1,5 voltios para utilizarlos. En cuanto a lo referido a los condensadores de 10 nF (0,01 μF), debe asegurar que resisten la tensión de la fuente (en este caso sirven todos pues el oscilador se alimenta con sólo 1,5 voltios); esto es importante especialmente en el caso del condensador situado en el terminal de la salida de la señal, que deberá soportar una tensión algo superior a la utilizada por el circuito en comprobación para su operación. 

En los osciladores de la clase mostrada (multivibradores simétricos), se puede calcular la frecuencia de oscilación de modo aproximado utilizando la fórmula siguiente:

donde:

f – Frecuencia de oscilaciones en Hz.

R – Resistencia de los resistores de la base del transistor en Ω.

C – Capacidad de los condensadores de acoplamiento en Faradios.

La fórmula antes descrita nos revela que nuestro oscilador genera una señal con una frecuencia de unos 725 Hz.

¿Cómo utilizar este Generador de señales?

El uso del generador de señales depende del dispositivo en comprobación. En el caso del radiorreceptor comentado arriba deberíamos comenzar conectando la salida de la señal del generador (los terminales a la derecha en el diagrama) a la bocina del radio (por supuesto, el radiorreceptor debe estar encendido y sintonizado en una frecuencia en donde no se escuche nada). La frecuencia de la señal debería permitirnos oír un débil silbido continuo por la bocina, y si lo podemos escuchar, eso significa que esta no presenta problemas. El paso siguiente consiste en conectar la salida del generador de señales a la entrada del amplificador de audiofrecuencia y comprobar si podemos oír el silbido característico por la bocina. Los pasos anteriores se van repitiendo etapa por etapa en sentido inverso al orden en que estas se han listado antes. En cuanto no se escuche por la bocina el silbido de la señal del generador de señales al aplicarla a la entrada de una de dichas etapas, eso significará que estaremos en presencia del circuito dañado y podremos comenzar a buscar entre sus componentes hasta llegar a encontrar cuál de ellos se ha descompuesto.

La metodología antes comentada se puede aplicar a otros circuitos como lo es el caso de los amplificadores de audio, tan comunes en muchos dispositivos modernos.

Y con esto me despido esperando les sea útil este simple circuito por lo demás fácil de construir con pocos componentes.

¡Hasta pronto!

Esta entrada ha sido publicada en Cómo hacer..., Electrónica, Miscelánea y etiquetada como , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.